palabradeparia

Just another WordPress.com site

Archivo para la etiqueta “PP”

El tercero

Ahora que la especulación “del momento” es que Rivera -el pollopera que se inventó la gran banca para ofrecer una alternativa repeinada al “Coletas”- podría ser el nuevo presidente si consigue quedar segundo  el día 20 porque el PSOE lo apoyaría sin dudar con tal de derribar a Rajoy, se hace difícil que nadie considere algo todavía más impactante: Rivera podría ser presidente del gobierno de España -por escrito impresiona todavía más- con sólo quedar tercero. Es tan sencillo como ofrecer, un rato después de terminado el escrutinio, un pacto a quien a cambio le ofrezca la presidencia. Y ahí entraría la importancia que PSOE y PP le puedan dar a lograr, aunque sea como mal menor, que su eterno rival no gobierne.
Desde este escenario casi dantesco, se comprende que lo único que Rivera no va a hacer es insinuar siquiera a quien estaría dispuesto a apoyar si fuera necesario (se entiende que entre PP y PSOE, la coalición con Podemos iría contra todos los criterios estéticos conocidos). ¿Para qué iba a hacerlo: para perder entre un tercio y la mitad de sus potenciales votos a cambio de nada?

Anuncios

Miedo

Adivinanza: ¿quién tiene más miedo: Bárcenas de que Rajoy y la Cospe le envíen a alguien para romperle las piernas o Mariano y Dolores de que sea Bárcenas quien se lo envíe a ellos?

La Gago

Casi diez días después del asesinato de la presidenta de la Diputación de León por parte de dos compañeras del Partido Popular, los medios de comunicación controlados por el partido en el gobierno (prácticamente todos, tras la reciente abducción de El País y la Cadena Ser) han conseguido convertir a una modesta policía municipal, al parecer no afiliada al club de los que lo manejan todo, en la única responsable de lo sucedido. Previamente la han convertido en implacable lesbiana, lo que la transforma directamente en peligrosa roja porque, como todo el mundo sabe, no existe el lesbianismo en el partido de Loyola de Palacio, Rita Barberá y María Dolores de Cospedal. Sólo falta que el yonqui que le vendió la pistola a las asesinas de primera hora aparezca en una foto participando en la Fiesta de los Comuneros de Villalar a finales de los años 70 para que se cierre el círculo y Ussía comente en su columna, como sin querer, que la “señorita” (así, con comillas) Gago entró en la policía coincidiendo con los años de presidencia de Rodríguez Zapatero que, como todo el mundo sabe también, ¡es de León!

Cadena de (ordeno y) mando

Imagino que cuando el juez Ruz puso ayer por escrito que la manifestación que debía celebrarse hoy en el País Vasco era legal lo haría en cumplimiento de las obligaciones que supone su cargo. E imagino también que cuando un rato después otro magistrado le corrigió decidiendo justamente lo contrario también lo haría dentro de la más estricta legalidad. En este supuesto se deduce que en la estructura judicial de este país existe eso que mi padre, militar por alzamiento (a la tierna edad de 16 añitos), llamaba el “ordeno y mando”, que también podría denominarse estructura jerárquica. La pregunta es evidente: si el juez Ruz hubiera declarado ilegal la manifestación, ¿habría intervenido el superior? Parece evidente que no y esto lleva a una conclusión cuando menos tenebrosa, por ser suaves. Es este país los asuntos son juzgados por los jueces a los que les corresponde “naturalmente” y pasan a otro juez en el momento en que este decide algo distinto a lo que hay que decidir. Desde luego, el segundo interviniente seguro que ha sido elegido por el poder político de turno con lo que, en la práctica, al menos en España lo que se conoce como Justicia (con mayúscula) no es más que una mayúscula tomadura de pelo en la que siempre gana el Gobierno (y cuando no siempre, queda el indulto). ¿Quedan aún dudas de que cada vez parece más difícil de creer que esto que nos pasa a lo peor ya no se arregla votando?

Nota: muy bueno el contraataque combinado PNV-Bildu exigiendo a la justicia española que los declare organizaciones terroristas hoy mismo. Se espera con ansiedad lo que hará de aquí a las seis de la tarde el pobre PSE, que debe andar ya medio ciego de tomarse aspirinas contra la jaqueca. Sobre el PP no hay dudas: siguen partiéndose de risa con el chollo que le proporciona ETA cada día que pasa sin disolverse definitivamente (aunque nadie dude de que en cuanto lo hagan encontrarán otra excusa para seguir agarrados a la teta del voto extremeño-murciano y así).

¡Floriano, manifiéstate!

Mientras la policía de Ruz parece dejar caer que podría pasar la nochebuena en la calle Génova, un país absorto espera con el corazón en un puño que de un momento a otro el gran Floriano se ponga delante de una cámara y nos explique que por qué no puede pagar en negro un par de facturas el partido del gobierno de un país en el que no hay ni un solo fontanero que haya declarado el IVA en su puta vida. Se masca la tensión…

Regreso al Retiro

Pues a mi un tío minero que ya murió hace muchos años me contaba de niño que, en la cuenca asturiana en la que sobrevivía malamente, muchos utilizaban el autobús que les ponían gratis cada vez que había que llenar la Plaza de Oriente para gritar ¡Gibraltar español!. La verdad es que él aprovechaba el viaje -aunque pasaba del bocadillo- para llevarnos a las barcas del Retiro, pero lo verdaderamente importante, lo que habría que agradecerle a este Rajoy que ya no sabe qué hacer para que no le mienten a Bárcenas cada dos por tres, es que el PP, con sus iniciativas a cual más estrambótica, nos hace recordar a todos nuestra ya lejana -¡ay!- infancia…

La pregunta

Hay una pregunta terrible que debe responderse para entender lo que ha pasado con los fondos ilegales del PP estos últimos veinte o treinta años. Pero no se la hacen porque les horroriza saber la respuesta. La pregunta es: ¿los cien millones de euros que debe de haber acumulado Bárcenas en estos años son el lógico tres por ciento de lo que el Cabrón y sus predecesores en la tesorería recaudaron para el partido en ese periodo.. o los sobresueldos que repartían a los altos cargos son el tres por ciento de lo que de verdad le han estado robando?

¡ALPC!

Empezaron como AP (Alianza Popular) y van a terminar como ¡ALPC! (¡a la puta calle!)

Una cita

“Yo le contesté [a Bárcenas] que en cualquier circunstancia lo último que le conviene a cualquier democracia es estar asentada sobre la mentira.”

Pedro J. Ramírez (de verdad)

¡… y olé!

Empezaré a pensar que los toros -esa seña de identidad nacional que nos distingue en el mundo entre los países que se consideran civilizados- son una “lucha justa entre el hombre y la bestia” el día que una sola corrida, por primera vez en la historia, termine en empate: me explico: tres toros muertos, tres toreros muertos. Lo demás son ganas de justificar -y encima con coartadas artísticas, comparando un pase de pecho o un estoconazo hasta la bola con la Gran misa de Beethoven o la Muerte de un viajante, chúpate eso- una de esas salvajadas que hacen al ser humano, cuando se lo propone, el más miserable de la creación.
Y Ahora que el PP ha decidido convertir los toros en tema de interés político (véase TVE a cualquier hora) quizás sería el momento de que lo que aún pueda quedar de izquierda en España cogiera el toro por los cuernos (no sé si lo pillan) y se pusiera manos a la obra incluyendo a nuestro noble bruto nacional entre los asuntos merecedores de unas líneas en su programa electoral: a ver si así, de una maldita vez, ya sólo da vergüenza ser español por ser éste el país con más ladrones por metro cuadrado del mundo. Y si les cuesta unos votos la osadía, al menos tendrán un motivo para perder como siempre, pero con la cabeza bien alta para variar…

Navegador de artículos