palabradeparia

Just another WordPress.com site

Archivo para la etiqueta “manipulación”

La Gago

Casi diez días después del asesinato de la presidenta de la Diputación de León por parte de dos compañeras del Partido Popular, los medios de comunicación controlados por el partido en el gobierno (prácticamente todos, tras la reciente abducción de El País y la Cadena Ser) han conseguido convertir a una modesta policía municipal, al parecer no afiliada al club de los que lo manejan todo, en la única responsable de lo sucedido. Previamente la han convertido en implacable lesbiana, lo que la transforma directamente en peligrosa roja porque, como todo el mundo sabe, no existe el lesbianismo en el partido de Loyola de Palacio, Rita Barberá y María Dolores de Cospedal. Sólo falta que el yonqui que le vendió la pistola a las asesinas de primera hora aparezca en una foto participando en la Fiesta de los Comuneros de Villalar a finales de los años 70 para que se cierre el círculo y Ussía comente en su columna, como sin querer, que la “señorita” (así, con comillas) Gago entró en la policía coincidiendo con los años de presidencia de Rodríguez Zapatero que, como todo el mundo sabe también, ¡es de León!

Multitudinaria

Así es como ha definido la presentadora del telediario de tarde de nuestra flamante televisión pública -la que en los dos últimos años ha sufrido la mayor hemorragia de audiencia que se recuerda en España- la manifestación “por la unidad de España” celebrada ayer en Barcelona.

Se nota que su jefe Somoano, ese cerebro privilegiado encerrado en la cabeza de un niño con cara de susto (¿abusos en su colegio de curas, quizás?), conoce la antigua máxima periodística que dice que no permitas que la realidad te estropee un buen titular, o algo parecido.

Regreso al Retiro

Pues a mi un tío minero que ya murió hace muchos años me contaba de niño que, en la cuenca asturiana en la que sobrevivía malamente, muchos utilizaban el autobús que les ponían gratis cada vez que había que llenar la Plaza de Oriente para gritar ¡Gibraltar español!. La verdad es que él aprovechaba el viaje -aunque pasaba del bocadillo- para llevarnos a las barcas del Retiro, pero lo verdaderamente importante, lo que habría que agradecerle a este Rajoy que ya no sabe qué hacer para que no le mienten a Bárcenas cada dos por tres, es que el PP, con sus iniciativas a cual más estrambótica, nos hace recordar a todos nuestra ya lejana -¡ay!- infancia…

Sri Lanka

No puede ser casualidad. Que más o menos a la misma hora en que Bárcenas visita al juez Ruz, se pone una corbata prestada por su abogado -los detalles humanos son los que encandilan a las masas, bien que lo sabían los padres del folletín- y efectúa el definitivo (mientras Pedro J. no decida lo contrario) tirón de la manta que hundirá a Rajoy para dar paso a Esperanza Aguirre hacia las más altas cumbres de la nación, justo en ese mismo momento, un juez sevillano decida que ha llegado el momento de encontrar el cadáver, ¡por fin!, de Marta del Castillo. Y ahí tenemos a toda la televisión matinal en pleno tirando de teleobjetivo para enseñarnos al padre de la niña apartando unas ramas para que pase lo que parece un triciclo oxidado con una especie de portátil encima atado con una cuerda, mientras la Ana Rosa de guardia este caluroso lunes de julio nos explica emocionada que la cosa se llama geoescaner o algo todavía peor.
Metidos ya en esta dinámica no creo que nadie se extrañe si dentro de unas semanas, cuando el único periodista de España que ha conseguido comprarse un chalet con playa privada en Mallorca decida que ha llegado la hora de que Bárcenas protagonice el siguiente episodio de su culebrón particular, el programa matinal de Antena 3, el de las marujas, nos salte a la cara con la exclusiva mundial de que Antonio Anglés podría haber sido visto -vivo, claro- en… ¿en Sri Lanka? ¿por qué no? ¡…en Sri Lanka!.

Información basura

En descargo de Somoano, el padre de los actuales informativos basura, hay que reconocer que la suya era una misión imposible. Estaba cantado que en cuanto convirtiera RTVE en una terminal de la propaganda pepera los espectadores de la era Zapatero, acostumbrados a algo parecido a la pluralidad de ideas (recuérdese 60 segundos), la abandonarían en masa. En ese escenario, sólo podía contar con recuperar al ganado atrapado por el TDT Party, pero éste -con buen criterio, creo- ha dicho que nones porque con los diferentes gatos se excitan más, y a ciertas edades eso no tiene precio…

Navegador de artículos