palabradeparia

Just another WordPress.com site

Archivo para la etiqueta “Esperanza Aguirre”

Esperanza

Oído ahora mismo, a la salida de un colegio madrileño.

-Acabamos de votar con esperanza.

-¿Será contra?

-Bueno, sí, eso también…

Anuncios

Periodismo de investigación

Ha sido descartarse definitivamente el proyecto de Eurovegas y enterarse el ABC del tipo de mafioso con el que ha estado años negociando la baronesa Aguirre…

Espe y Josema

Pueden parecer, a primera vista, los nombres de la pareja protagonista de la última agresión al buen gusto perpetrada por la factoría de José Luis Moreno, una de esas comedias de brocha más que gruesa en las que los maridos llaman gordas a sus mujeres y éstas les recuerdan el ridículo calibre de sus atributos. Pero en realidad me refiero a Esperanza Aguirre, la ManiPulite del PP madrileño, y a José María Aznar, el Figurante de las Azores. En estos días en los que los diferentes medios de comunicación pierden cada mañana la batalla contra El Mundo en su afán de publicar más y más nombres de personajes retratados en las diferentes versiones (fotocopias y originales, borrador o a limpio, lápiz y tinta, en blanco y negro o a todo color) de los papeles de Bárcenas, sumo sacerdote de la doctrina “el que parte y reparte se queda con la mejor parte”, sorprende especialmente que en esas listas, en sus muy diferentes versiones, destaquen siempre dos ausencias clamorosas: las de los protagonistas de esta entrada.

Podría pensarse que, conocidas las trayectorias de los citados, su acrisolada rectitud y su honradez a prueba de toda duda, no hay ningún motivo para sospechar algo extraño. Pero en realidad hablamos de la política que, colocada ante la tesitura de ver finalizar su carrera cuando apenas comenzaba, no dudó en comprar -las cursivas se explican porque nadie investigó nunca los hechos, aunque tampoco nadie tiene la más mínima duda de lo que sucedió- a dos diputados rivales en el más bochornoso suceso producido en este país desde la época del estraperlo. Y del líder máximo, el Elegido por Fraga, a quien no le tembló el pulso a la hora de meternos en una guerra en la que nada se nos había perdido y a la que se oponía la población española en una proporción de noventa y siete a tres, a cambio de un modesto asiento -o dos- en el Consejo de Administración de una -o dos- de las innumerables empresas del líder mundial de la comunicación libre e independiente, de nombre Rupert Murdoch, Señor de la Fox.

Así que habrá que esperar a futuras epístolas dominicales de Pedro (J) a los españoles, cristianos o no, a ver si poco a poco vamos aclarando el misterio…

Sri Lanka

No puede ser casualidad. Que más o menos a la misma hora en que Bárcenas visita al juez Ruz, se pone una corbata prestada por su abogado -los detalles humanos son los que encandilan a las masas, bien que lo sabían los padres del folletín- y efectúa el definitivo (mientras Pedro J. no decida lo contrario) tirón de la manta que hundirá a Rajoy para dar paso a Esperanza Aguirre hacia las más altas cumbres de la nación, justo en ese mismo momento, un juez sevillano decida que ha llegado el momento de encontrar el cadáver, ¡por fin!, de Marta del Castillo. Y ahí tenemos a toda la televisión matinal en pleno tirando de teleobjetivo para enseñarnos al padre de la niña apartando unas ramas para que pase lo que parece un triciclo oxidado con una especie de portátil encima atado con una cuerda, mientras la Ana Rosa de guardia este caluroso lunes de julio nos explica emocionada que la cosa se llama geoescaner o algo todavía peor.
Metidos ya en esta dinámica no creo que nadie se extrañe si dentro de unas semanas, cuando el único periodista de España que ha conseguido comprarse un chalet con playa privada en Mallorca decida que ha llegado la hora de que Bárcenas protagonice el siguiente episodio de su culebrón particular, el programa matinal de Antena 3, el de las marujas, nos salte a la cara con la exclusiva mundial de que Antonio Anglés podría haber sido visto -vivo, claro- en… ¿en Sri Lanka? ¿por qué no? ¡…en Sri Lanka!.

Un país de oportunidades…

Ahora nos enteramos -porque lo ha dicho su presidente- que un grupo empresarial puertorriqueño relacionado con la concesión de hospitales en la Comunidad de Madrid encuentra una gran oportunidad de negocio en atraer eso que se conoce como turismo sanitario. Hasta ahí estupendo: lo de ganar dinero trayendo extranjeros a España para ofrecerles lo que sea que necesiten -sol, paella, sexo, salud…- se lleva haciendo en este país desde hace más sesenta años, gracias a emprendedores unas veces nacionales y otras extranjeros. La diferencia es que los hoteles no se los regalaba ya construidos Esperanza Aguirre (ó el mandao que la suple hasta que a la señora le venga bien regresar, que viene a ser lo mismo).

Navegador de artículos