palabradeparia

Just another WordPress.com site

Archivo para la etiqueta “Cristiano Ronaldo”

Boyero

En uno esos encuentros digitales con los que lo periódicos distraen hoy en día a quienes visitan sus webs, hace poco, Carlos Boyero -el célebre crítico cinematográfico- comentaba su intención de dejar de acudir a algunos de los más prestigiosos festivales de cine (Venecia y Berlín, concretamente) razonándola del siguiente modo: “Me resulta pavoroso estar solo y sin hablar con nadie durante 12 o 13 días y tragándome una multitud de películas de las que solo me interesan unas cuantas. Pero pregunte a otros y le contarán que los festivales son los templos de la cultura cinematográfica, del arte y no sé cuántas tonterías más. Cada uno a lo suyo.”
En resumen: los “otros” sólo dicen “tonterías” y no como él, que debe ser un tipo muy listo, por lo que se ve. He compartido muchas opiniones de Boyero, sobre todo en temas cinematográficos, desde hace muchos años, pero jamás la manera chulesca y pontifical en que gusta expresarlas. Lo curioso es que ha terminado por convertirse -pese a ello o, me temo, precisamente por eso- en una especie de gurú global capaz de opinar sobre prácticamente cualquier tema de actualidad, sin excluir el fútbol o la gastronomía. Me resulta incomprensible, lo reconozco abiertamente, pero supongo que su éxito debe estar ligeramente emparentado con la existencia de programas de televisión como “Gandía Shore” o con que haya millones de personas que piensan que Cristiano Ronaldo es un tío majo.

Anuncios

Horteras globales

Hace unos días nos enterábamos de que Rihanna se gastó, en una ducha con champán para celebrar el final de su última gira, el sueldo de todo un año del titular de uno de los nuevos minijobs que prepara nuestra patronal con la sonriente complicidad del gobierno Rajoy.
RihannaHoy sabemos que Beyonce le ha regalado a su rora recién nacida una cunita a modo de carroza de ni se sabe cuántas decenas de miles de dólares. Por suerte, la niña es aún muy pequeña y todavía existe alguna posibilidad de que, de mayor, no se parezca a su madre.
El problema no está en ser hortera y presumir de ello. Cada cuál es muy dueño de gastarse su dinero en lo que le plazca, sobre todo si se lo gana decentemente y no como el ¿señor? Del Nido. Y hasta puede haber razones íntimas, profundas y muy respetables que expliquen lo que parece incomprensible (¿sabe alguien a que edad se duchó Rihanna por primera vez?; ¿había spa en la chabola en la que se crió Cristiano Ronaldo?).
cunita de Beyoncé JuniorEl problema es otro. Lo que se hace más difícil de entender es por qué lo cuentan. Lo logico sería pensar que, con la que está cayendo, los jóvenes parados y milieuristas que sin duda forman en parte el público habitual de ambas divas ya se hubieran reunido en alguna plaza céntrica para quemar sus posters y cedés de las susodichas. (Por mucho menos, por apoyar a Gore, desaparecieron miles de copias de discos de Springstenn en la América profunda.)
Pues no, más bien parece que desde que las noticias se hicieron públicas las redes sociales han visto incrementarse el número de seguidores, las ventas han aumentado, y las peticiones de entradas para próximas giras colapsan la red. ¿Incomprensible? Sí, para una persona normal. Pero en la América de la Gran Depresión los muertos de hambre pegaban la nariz en las ventanas de los restaurantes de lujo para ver comer a Errol Flynn. Y la chusma romana se daba de hostias para sentarse en las primeras filas del Coliseo en donde los leones se comían a los cristianos. Seguro que los representantes de B. y R. saben muy bien lo que hacen autorizando la difusión de estas noticias. Por eso ganan lo que ganan, ellas y sus representantes. ¡Que siga el espectáculo!

Navegador de artículos